MANTENIMIENTO DE TU PISCINA

¿Cómo accedes a la piscina? Una guía de opciones para acceder a la piscina

acceso de piscina

Has planificado tu piscina, desde el material hasta la ubicación, e incluso los accesorios divertidos que te mantendrán a ti y a los tuyos entretenidos durante las próximas temporadas de piscina. Un detalle que no debes olvidar es el acceso a tu piscina. Con escaleras, peldaños, ¡e incluso trampolines! Tienes varias opciones para entrar en la piscina.

Consulta nuestra lista para tomar la mejor decisión sobre tu acceso de piscina.

    1. Baja Shelf

      La Baja Shelf, también conocida como plataforma de bronceado, es un primer escalón más grande de lo normal que sirve como área poco profunda para broncearse, remojar los pies u otras actividades. Este tipo de acceso puede ser ideal para las mascotas, así como para quienes prefieren no sumergirse totalmente en el agua. También resulta muy glamuroso, porque crea una zona poco profunda perfecta para relajarse en las burbujas de la tumbona y disfrutar de las vistas. Otra característica curiosa de la Baja shelf es su forma y su material. Aunque las líneas cuadradas o rectangulares son bastante comunes, también puedes instalar una plataforma con una forma creativa que se adapte a tu piscina. Además, puedes utilizar una gran variedad de materiales para la plataforma, desde el mismo material que cubre el interior de tu piscina hasta un material que contraste.

    2. Escalones sumergibles

      Los escalones sumergibles son exactamente eso: peldaños que se sumergen en la piscina, y están fabricados en plástico o fibra de vidrio. Estos escalones vienen con cómodos pasamanos y son una opción sencilla para acceder a la piscina. Una de las ventajas de estos escalones es que pueden colocarse en cualquier lugar de la piscina (incluso en las esquinas) y su instalación es increíblemente fácil. Otra ventaja es que suelen ser a prueba de algas, lo que evita que las escaleras se vuelvan viscosas y resbaladizas. Aunque visualmente no son muy elegantes, son una opción sencilla y eficaz.

    3. Acceso de piscina tipo playa

      Las piscinas con acceso tipo playa, también conocidas como «zero-entry» o de entrada a pie, son piscinas a las que se accede por un desnivel suave. Como en una playa de verdad, a medida que te vas adentrando en este tipo de piscinas, van ganando en profundidad. Estas entradas son excelentes para toda la familia y están especialmente adaptadas a las sillas de ruedas. Además, son muy bonitas y añaden la sensación de estar en la playa sin necesidad de salir de tu jardín. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este tipo de accesos tipo playa suelen ser menos económicos. Otra desventaja que hay que tener en cuenta es que con el desnivel de entrada también puede resultar más difícil hacer largos en la piscina.

    4. Escalones de pared

      Los escalones de pared son peldaños empotrados en la pared de la piscina, bajo el agua. Los peldaños suelen ser de plástico o acero inoxidable y ocupan un espacio mínimo en la piscina, por lo que son una gran opción si la piscina es más pequeña. Estos peldaños requieren, naturalmente, barandillas, que en muchas ocasiones puedes personalizar a tu gusto.

    5. Trampolín


      Aunque no es exactamente un acceso a la piscina convencional, esta también es una buena oportunidad para hablar de las diferentes opciones que existen al elegir un trampolín. Una de las consideraciones más importantes al buscar diferentes opciones de trampolines es la seguridad. La elasticidad y la profundidad son factores importantes cuando se trata de la seguridad. Los trampolines con mucho muelle puede que no sean apropiados para niños pequeños, y debes asegurarte de que tu piscina es lo suficientemente profunda para instalar un trampolín. Como ya se sabe, los trampolines llevan muelles en la base que dan más potencia al salto. Una vez más, asegúrate de que tu piscina es lo suficientemente profunda para este tipo de trampolín. Las plataformas no tienen muelles y, por lo tanto, suelen ser más seguras y una opción más popular para piscinas de jardín. Las rocas de salto están hechas de roca u otro material y cumplen una función muy similar a la de las plataformas.

      Sea cual sea la opción que elijas, el acceso a tu piscina puede repercutir considerablemente en la manera en que disfrutas de ella y en su aspecto general. ¿Tienes previsto instalar una nueva piscina? No olvides consultar nuestra lista de siete cosas que debes tener en cuenta al construir una piscina.

Te ha gustado el artículo?

Emocionad@
0
Feliz
0
Enamorad@
0
Indecis@
0
Divertid@
0

También te podría gustar