10 Tips for the Best Ways to Clean Your Pool Liner Effectively

No hay nada mejor que un chapuzón en tu piscina particular. Afortunadamente el liner te ayuda a mantener la piscina en buen estado durante muchos años. Por esa misma razón, todo revestimiento de piscina necesita un buen mantenimiento para conservarse adecuadamente. Pero lo cierto es que a nadie le apetece dedicar tiempo al mantenimiento de la piscina. Por eso hemos preparado una lista de cosas que puedes hacer para limpiar el liner de la piscina y que el revestimiento esté siempre limpio y puedas disfrutarlo con tranquilidad.

Echa un vistazo a estos estupendos consejos para la limpieza del liner de tu piscina que, sin duda, prolongarán su vida útil.

  1. Frecuencia: con una o dos veces por semana basta

    Es posible que te preguntes con qué frecuencia debes limpiar el liner de la piscina. La norma es que hay que adoptar una rutina de limpieza periódica. Pero tampoco hay que pasarse, con una o dos veces por semana será suficiente. Naturalmente, esta frecuencia puede variar si tu piscina está expuesta a materiales extraños que pueden caer en ella inesperadamente o si la utilizas con mayor intensidad que habitualmente. La media es una vez a la semana, a partir de ahí, depende de ti.

  2. Vaciado de la piscina: rotundamente NO

    Una de las cosas que no hay que hacer jamás cuando se trata de piscinas de vinilo o liner es vaciar la piscina. Vaciarla podría contraer, agrietar o arruinar el liner de la piscina por completo. El liner está ahí para garantizar que la piscina mantenga su forma, por lo que la limpieza debe realizarse con la piscina llena de agua.

  3. Mantén el equilibrio del agua: controla el uso de productos químicos

    Los productos químicos de la piscina deben estar siempre equilibrados. Comprobar los parámetros químicos del agua de tu piscina es bastante fácil. Por ejemplo, para mantener un entorno higiénico que impida la proliferación de algas y bacterias, los niveles de cloro deben estar equilibrados. Cualquier sustancia que entre en contacto con el agua de la piscina, ya sean hojas u otro tipo de residuos, puede afectar la química del agua. Pero con una revisión periódica estarás cubierto.

  4. Sé minucioso: alcanza lo inalcanzable

    Es cierto que esta guía ofrece consejos fáciles y sencillos, pero de vez en cuando hay que meterse en la piscina y limpiarla a fondo. La gente suele olvidar algunas zonas de la piscina que se descuidan en el día a día. Alrededor de las escaleras, los escalones y las esquinas de la superficie de la piscina se puede acumular suciedad y otras bacterias. Puedes hacer una limpieza a fondo una vez al año (con las herramientas adecuadas) o se la puedes encargar a un profesional.

  5. Ten especial cuidado con la línea de flotación

    Otra zona de la piscina algo olvidada es la línea de flotación. Esta zona permanece seca la mayor parte del tiempo, pero debería de cuidarse de forma distinta. Suele estar protegida con gres porcelánico, pero aun así puede acumular suciedad, ya que las bacterias y los residuos suben a la parte superior. La suciedad puede manchar la piscina o acabar afectando la higiene del agua. Por lo tanto, no olvides esta parte tan importante

  6. Fuera manchas

    Hay varias causas que pueden provocar manchas en el revestimiento de tu piscina. Por ejemplo, una química del agua de la piscina desequilibrada o la acumulación de aceites. Para evitar las manchas, que afectan tanto la higiene como el aspecto de la piscina, asegúrate de limpiarla regularmente y, siempre que sea necesario, utiliza un cepillo suave para eliminarlas. Incluso puedes utilizar productos de limpieza naturales para eliminarlas, pero evita el uso de productos químicos corrosivos que podrían alterar el equilibrio químico de tu piscina.

  7. Limpia según el tipo de piscina y el revestimiento

    Los procedimientos de mantenimiento deben ajustarse al tipo de piscina (y de agua) que tengas. Las piscinas de agua salada con cloración salina, por ejemplo, pueden tener un revestimiento de vinilo que debe limpiarse adecuadamente. Otro buen ejemplo es la limpieza del vinilo o liner de las piscinas elevadas, ya que requieren cuidados extra y, como ya se ha mencionado, no se pueden vaciar. Conocer y elegir el tipo correcto de herramientas y sustancias marca la diferencia cuando se trata de limpiar la piscina.

  8. La solución más simple: un limpiafondos automático

    A veces la respuesta perfecta la tienes justo delante: un eficaz limpiafondos automático. Tener un limpiafondos automático es una gran idea si tienes desde una piscina tipo spa hasta una piscina de fibra de vidrio, pero esta recomendación cobra incluso más importancia a la hora de limpiar el liner de la piscina y mantenerlo impoluto. El limpiafondos automático se encarga del trabajo duro. Limpia la piscina de forma más rápida y eficiente y, lo que es más importante, sin ningún esfuerzo.

  9. Mantén alejados los juguetes y objetos cortantes

    Quizá pienses que este consejo no está relacionado con la limpieza de tu piscina, pero en realidad tiene mucho que ver con la seguridad y la higiene de la piscina. No es conveniente tener juguetes y objetos cortantes en el entorno de la piscina, ya que podrían rasgar el liner o introducir nuevas bacterias en el agua de la piscina. Los arañazos en el liner podrían propiciar la acumulación de algas y otros residuos no deseados, y, con el tiempo, afectar a la limpieza de la piscina.

  10. Cubre la piscina

    Una de las mejores maneras de proteger tu piscina es cubriéndola cuando no la utilices. La cubierta protegerá tu piscina de cualquier suciedad inesperada u otro tipo de desechos. Además, una cubierta puede evitar que el revestimiento sufra los efectos nocivos del sol por estar expuesto a la intemperie.

 

 

 

Te ha gustado el artículo?

Emocionad@
0
Feliz
0
Enamorad@
0
Indecis@
0
Divertid@
0